El viaje de 3 años del buitre negro "JR9": Desde Quintos de Mora a la Red de Parques Nacionales

Posted on: Mié, 29/04/2020 - 15:33 By: comunicacion

El marcaje y seguimiento de ejemplares es una técnica de estudio ampliamente extendida, muy utilizada en trabajos de conservación y gestión de especies. Las posibilidades que ofrece la tecnología son cada vez mayores y podemos abordar el estudio de aspectos fundamentales de la biología y ecología de las distintas especies.

buitre


Los emisores satélite son una de las técnicas más utilizadas para el seguimiento de aves, a través de los cuales cada vez se conocen más detalles de sus hábitos y andanzas, permitiendo detectar posibles problemas de conservación.

Estos emisores son unos aparatos de unos 70 gr de peso que, dispuestos en la espalda del ave a modo de mochila, permiten determinar la posición de cada individuo varias veces al día. Normalmente, se configuran para emitir una señal cada 6-8 horas, con el fin de sacar el máximo partido a la batería instalada, ya que si estuviera dando señales continuamente el dato no sería relevante y la batería aguantaría un periodo de tiempo muy corto.

Con la técnica anterior y el objetivo de mejorar el conocimiento sobre el buitre negro (Aegypius monachus), en 2016 se marcaron 2 pollos de esta especie en el Centro Quintos de Mora (Los Yébenes, Toledo).

Su marcaje ha sido posible gracias a la colaboración de las siguientes administraciones:

  • La Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha, a través de la Consejería de Desarrollo Sostenible y dentro del Programa de seguimiento de especies prioritarias en el monte mediterráneo, ha facilitado los transmisores y personal de apoyo procedente del Centro de Estudios de Rapaces Ibéricas (CERI) ubicado en Sevilleja de la Jara (Toledo) y de los Agentes Medioambientales.
  • La Subdirección General de Biodiversidad Medio Natural, perteneciente al Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico ha aportado un Técnico con gran experiencia en marcaje de rapaces.
  • El Organismo Autónomo Parques Nacionales, dependiente del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, ha facilitado el marcaje de  pollos de buitre negro nacidos dentro del monte Quintos de Mora, así como Agentes Medioambientales del Centro han apoyando esta actuación.

Quintos de Mora cuenta con la mejor colonia de buitre negro de la provincia de Toledo. Esta población ha aumentado sus efectivos de una forma espectacular en los últimos 20 años. Como datos interesantes podemos decir que, esta  población estaba compuesta por una sola pareja entre los años 1999-2005, subió a 2-3 parejas en el periodo 2006-2011 y desde el año 2012 no ha parado de subir año tras año, llegando a 20 parejas y 19 pollos volados en el año 2019.

Esta población se ve favorecida por la presencia en el Centro de un muladar (ML-TO-01), donde se realizan aportes de carroña durante todo el año.

Los pollos fueron marcados durante el mes de julio, concretamente el 6 y el 17. El día elegido para el marcaje no es al azar, sino tras una decisión consensuada por todas las partes implicadas. Esta fecha es muy importante, ya que el pollo debe estar suficientemente desarrollado pero sin llegar a tener capacidad de huida, lo cual podría provocar efectos negativos en el individuo en el caso de realizar un vuelo fallido.

Todo el proceso que se describe someramente a continuación se desarrolló correctamente en ambos casos:

  • Subida al nido, colocación de caperuza al pollo y bajada del mismo mediante cuerdas en una bolsa adecuada.
  • El personal veterinario realiza una inspección general del individuo, medidas biométricas y toma de muestras.
  • El personal técnico experto en marcaje confecciona a medida el arnés, donde se fijará el emisor y la batería. Colocando a continuación dos anillas identificativas, una en PVC y otra metálica.
  • Finalmente, se introduce de nuevo en la bolsa habilitada para su transporte y se deposita en el nido, aportándole algo de comida.

Ambos pollos pesaron 6,30 kg, se comprobó que su estado sanitario era correcto y fueron marcados con las anillas codificadas JR8 y JR9. Los emisores han funcionado correctamente dando señal, uno de ellos hasta enero y el otro hasta octubre, ambos de 2019.

Con el seguimiento de estos dos pollos, principalmente se pretendía conocer su dispersión una vez abandonado el nido, localización de zonas de alimentación, zonas de descanso y frecuencia de uso de muladares.

De los dos pollos marcados, el JR9, ha sido el más viajero y atrevido, llegando a recorrer prácticamente toda la península a lo largo de los 3 años que ha durado la batería del transmisor colocado. En este periplo ibérico ha pasado por 6 Parques Nacionales:

  1. Cabañeros (2017, 2018 y 2019)
  2. Picos de Europa (Junio 2018)
  3. Ordesa y Monte Perdido (cercanías, 2018)
  4. Aigüestortes (2018)
  5. Sierra de Guadarrama (2018 y 2019)
  6. Las Tablas de Daimiel (2019) 

visitando también a los vecinos portugueses.

Si quieres ver su viaje:

https://youtu.be/mlNXXqGS9bo

Actualmente, sigue sobrevolando los cielos ibéricos y puede que volvamos a tener noticias suyas en el muladar situado en la solana del monte Quintos de Mora,  donde a través de técnicas de fototrampeo se han identificado en los últimos años a más de 50 individuos procedentes de toda la Península Ibérica y algún individuo francés.