LA RED DE PARQUES NACIONALES PARA UN MUNDO MÁS SALUDABLE

Posted on: Mar, 12/05/2020 - 17:12 By: comunicacion

La Red de Parques Nacionales es un conjunto de espacios naturales único de nuestro territorio. Los 15 parques nacionales son escenarios privilegiados para la investigación y para el seguimiento de la biodiversidad, de los procesos ecológicos y del cambio global. Albergan una gran riqueza de flora y fauna, muchas de ellas, únicas. 

europarc

 


El objetivo principal de la declaración de un parque nacional es conservar los valores naturales y los paisajes de los sistemas naturales más excepcionales y representativos de España y, supeditado a ello, el uso y disfrute social de todas las personas. La red de parques nacionales contribuye a un mundo más saludable, no solo como refugio de biodiversidad sino también por su función social como promotora de bienestar, previniendo problemas de salud y hábitos de vida beneficiosos.

Refugio de biodiversidad y de nuestro patrimonio natural

Va en aumento la preocupación por las consecuencias relacionadas con la salud humana de la pérdida y el cambio de la biodiversidad que se sabe  afectan al funcionamiento de los ecosistemas y pueden ocasionar alteraciones importantes de los bienes y servicios que estos proporcionan. La pérdida de biodiversidad también significa que estamos perdiendo, aun antes de descubrirlas, muchos elementos naturales y genes como los que ya se han descubierto en el pasado, aportando enormes beneficios sanitarios a la humanidad.

Las actividades humanas están trastocando tanto la estructura como las funciones de los ecosistemas y alterando la biodiversidad. Algunas de estas alteraciones reducen la abundancia de ciertos organismos, propician la multiplicación de otros, modifican la interacción entre ellos y alteran las interacciones entre los organismos y sus entornos físico y químico. La manera en que se presentan las enfermedades infecciosas se ve influida por estas perturbaciones. Los espacios menos perturbados como los parques nacionales ostentan mayores índices de biodiversidad y contribuyen al mantenimiento de los ecosistemas naturales en equilibrio. Estos espacios naturales son un referente en la conservación de ecosistemas, hábitats, especies, procesos ecológicos y paisajes, que constituyen los valores naturales por los cuales fueron declarados, con especial atención a aquellos elementos incluidos en los catálogos de especies amenazadas.

Fomento de hábitos de vida saludables

Los parques nacionales como representantes de los sistemas naturales más representativos de España, desempeñan una función social relevante por su estrecha vinculación con la salud y el bienestar de las personas. Existen crecientes evidencias científicas de que las experiencias en la naturaleza son fuente de salud física y mental, desde los primeros trabajos procedentes de la psicología ambiental sobre el efecto restaurador de la naturaleza, hasta los estudios más recientes sobre salud percibida y entornos naturales y de beneficios añadidos a la realización de ejercicio físico en entornos naturales.

Los ecosistemas no perturbados ostentan mayores índices de biodiversidad y contribuyen al mantenimiento de los ecosistemas naturales en equilibrio. La red de parques nacionales debe velar por mantener el buen estado de conservación y la calidad de sus ecosistemas, entre otros, sus paisajes sonoros y lumínicos, esenciales para la comunicación de la fauna que la conforma así como para que las personas puedan disfrutar de la quietud, el sosiego y la tranquilidad. Los parques nacionales deben ser garantes de la preservación de las dimensiones espirituales y emocionales de la naturaleza. Lugares para la contemplación y la reflexión donde refugiarse del estrés, del ruido y la velocidad.

En aras de preservar el sonido, la quietud y la luz naturales, todos los parques nacionales regulan la emisión de fuentes de ruido y luz artificial.  Además se promueven iniciativas que permitan gozar de una experiencia espiritual como pueden ser las vivencias de soledad, los retiros espirituales o de armonía. Por ejemplo, el Parque Nacional de Garajonay forma parte de la red de senderos "Bosques Saludables" que identifica itinerarios adecuados para realizar “baños de bosque”: una práctica terapéutica nacida en Japón que promueve la visita a espacios naturales observando elementos naturales del entorno, y disfrutando del silencio y los sonidos naturales para favorecer estados de relajación mental y físico.

El Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido propone el diseño de miradores que “permitan gozar de la serenidad” del paisaje y un programa orientado “a sensibilizar sobre las sensaciones emanadas de la tradición cultural y espiritual pastoril que pueden sentirse entre los paisajes del ámbito del parque”; también, el Parque Nacional de la Sierra de Guadarrama, propone preservar determinadas zonas para ofrecer “experiencias de contemplación de la naturaleza en condiciones de soledad, quietud y silencio”.

El Parque Nacional del Teide, propone el fomento de “actividades de paseo y contemplación” y la oferta de “áreas donde gozar de la soledad y la integridad del ambiente natural”.

Los parques nacionales son además lugares ideales desde los que promover hábitos para la realización de actividad física saludable. Escenarios para la práctica de actividades recreativas al aire libre que no requieren infraestructuras específicas ni desarrollo en grupo, ofreciendo autonomía y libertad para las personas que las realizan.